Un duda habitual que se presenta en una reforma es si elegir ventanas de PVC en Granada o decantarse por las que son de aluminio. Ambas tienen sus pros y sus contras, siendo lo más habitual que la decisión se tome en función de las necesidades concretas de cada vivienda y las preferencias de los dueños. Para ayudar a que te decantes por una de las dos opciones hoy vamos a explicar brevemente las cualidades de cada una.

En primer lugar las ventanas de PVC en Granada destacan principalmente por su precio y por la confortabilidad que aporta el material en el que están realizadas. El PVC resulta bastante más económico que el aluminio, de esta manera se consigue realizar la carpintería de las ventanas de la vivienda con una tarifa más ajustada. En segundo lugar este material presenta la ventaja de que no genera condensación, además de que resulta más cálido que el aluminio.

En el caso del aluminio sus puntos fuertes radican en sus acabados y que se trata de una material totalmente ignífugo. Aquellas personas que quieren realizar un proyecto de máxima calidad suelen decantarse por el aluminio, ya que los estética que ofrece la carpintería realizada con este material es mejor que con el PVC. Además, en lo que a seguridad pasiva frente a incendios se refiere, el aluminio ofrecerá una mayor protección en caso de que se originase un fuego.

Si sigues sin saber cuál es la mejor opción para ti contacta con Ventanas y Persianas Persiplast, nuestros expertos te asesorarán para que elijas el material idóneo.