Para mejorar el aislamiento interno en tu vivienda nosotros te ofrecemos la posibilidad de instalar unas ventanas de aluminio en Granada. Estos elementos son una auténtica garantía a la hora de evitar la fuga de la calefacción y mantener una temperatura agradable en la vivienda. La forma de conseguirlo es a través de lo que se llama la “rotura del puente térmico”, que te vamos a explicar en esta nueva entrada del blog.

El puente térmico es la zona en la que se transmite más fácilmente el calor, tanto por las características del material como por su espesor. El aluminio es un metal conductor que deja escapar parte del calor. Por eso es necesario emplear algún elemento que rompa ese puente térmico e impida así la transmisión de calor.

Eso se consigue evitando el contacto entre la cara interior y la cara exterior de la ventana, colocando un mal conductor entre ambas. Normalmente se emplea un separador de plástico que está embutido en el propio perfil de aluminio. Este sistema permite un importante ahorro de energía, limita la condensación, y hace posible un acabado diferente en la cara interior y en la exterior de la misma ventana.

En caso de que quieras comprar una de nuestras ventanas de aluminio en Granada te aconsejamos que pases por nuestro local. Te ofrecemos una gran variedad de modelos con diferentes acabados para poder adaptarlas a cada espacio. Por supuesto, si tienes alguna duda sobre el puente térmico y el aislamiento de estos cerramientos, puedes preguntarnos sin ningún compromiso.

Pero en Ventanas y Persianas Persiplast también ofrecemos la posibilidad de instalar muchos otros cerramientos en inmuebles. Trabajamos con puertas, cortinas o incluso mamparas de baño.