Como empresa de referencia para ventanas de PVC en Granada, queremos hablarte en este post sobre este material y sus orígenes.

Para dar con el origen de la industria del PVC, hay que irse a 1835. En aquel año, Justus von Liebig descubrió el cloruro de vinilo tras haber hecho reaccionar el dicloroetileno y el potasio.

Al comenzar el siglo XX, el germano Fritz Klatte polimerizó el cloruro de vinilo al emplear peróxidos orgánicos. En aquellos tiempos, el PVC era solamente una curiosidad de laboratorio. Y continuó teniendo esta consideración hasta la mitad de la década de los 20. En aquel momento, Waldo Semon, un trabajador de BF Goodrich, descubrió este material en un proyecto centrado en buscar un sustituto para el caucho. Asombrado con su hallazgo, comenzó a realizar tests hasta que logró que fuera moldeable.

Como empresa especializada en las ventanas de PVC en Granada, nos gustaría explicarte que este material empezó a producirse de forma comercial en la Alemania de los años 20. En poco tiempo, artículos como impermeables y cortinas para baño llegaron a muchos armarios y hogares. Las plantas de PVC se extendieron rápidamente por Estados Unidos en la década siguiente.

En la década de los 40, el PVC pasó a usarse en el sector automotriz gracias a la producción de capotas de vinilo. Sus aplicaciones fueron creciendo después de que terminara la Segunda Guerra Mundial, en gran parte por el respaldo de las empresas fabricantes a los esfuerzos militares.

No dudes en confiar en la empresa Ventanas y Persianas Persiplast.